El demonio de Tasmania ¿Es tan fiero como dicen?

0

El demonio de Tasmania (Sarcophilus harrisii) es un marsupial carnívoro endémico de la isla de Tasmania, en Australia. Conocido por su tamaño robusto, pelaje oscuro y mandíbulas poderosas, es famoso por su actitud feroz y su distintivo gruñido. Hoy te contamos todo lo que debes saber de él.

Un demonio de Tasmania supera en tamaño a cualquier marsupial carnívoro, ya que mide 30 cm de altura hasta los hombros, y entre 57 y 65.2 cm de longitud total. En cuanto al peso, la hembra registra unos 6 kilos, mientras que el macho hasta 8.

Su pelaje es negro pardusco, con manchones blancos en los costados del cuerpo y en la parte trasera. Tiene una gran cabeza y una cola larga no prensil, que aporta estabilidad al animal cuando permanece inmóvil y que en su base posee una glándula con la cual marca el suelo mediante el fuerte aroma acre que expide.

demonio de tasmania-informacion-habitos-alimentacion

Las patas delanteras tienen 5 dedos y son ligeramente más largas que las traseras, que tienen solo 4 dedos; todas las patas tienen garras no retráctiles. Una de sus características más temibles es su fuerte mandíbula, que puede morder con una fuerza de más de 553 Newton y abrirse a 75-80 grados; esto permite rasgar eficazmente la carne y triturar los huesos de las presas.

El demonio de Tasmania vive unos 5 años en la naturaleza. El caso del demonio más longevo de cuyo registro se tiene es el de uno llamado Coolah, que nació en el zoológico de Cincinnati y murió en 2004, a la edad de 7 años.

El demonio de Tasmania es un animal solitario y oportunista

El demonio de Tasmania se encuentra en una gran variedad de hábitats, excepto en las zonas altamente deforestadas. Habita bosques costeros, bosques secos, bosques lluviosos, pastizales e incluso se le ve en las zonas urbanas y cerca de las carreteras. Además, es un gran nadador y suele esconderse debajo de las plantas acuáticas que le ofrecen protección. De igual forma, se sabe que no es un buen trepador, pero sí puede ascender ágilmente por troncos inclinados y ramas gruesas.

demonio de tasmania-informacion-habitos-alimentacion

Es una especie que prefiere la vida en soledad y cazar durante la noche o el crepúsculo.  Se le denomina como “demonio” por el comportamiento tan fiero que tiene con las presas que captura. Pasa el día descansando en agujeros o en nidos hechos con corteza y hierba; aunque en ocasiones se le ha visto tomando el sol en sitios tranquilos. Si lucha con alguno de sus semejantes, emite un chillido fuerte, acompañado de gruñidos y vibraciones.

El demonio de Tasmania es una especie carnívora. Cuando caza no discrimina en tamaño, pues es capaz de atrapar animales más grandes que él y hasta del tamaño de un canguro pequeño. Es un depredador oportunista y consume más carroña que presas vivas, pero en general, sus hábitos de alimentación dependen de la disponibilidad de comida.

 A pesar de que no es especialmente veloz, puede correr a 25 kilómetros por hora para perseguir a sus presas. Si encuentra un cadáver, lo primero que muerde es el sistema digestivo, ya que es la parte más suave del animal. Puede comer hasta el 40 por ciento de su peso en solo 30 minutos, sin dejar los huesos ni la piel.

demonio de tasmania-informacion-habitos-alimentacion

El período de gestación dura aproximadamente 21 días y los nacimientos suelen ocurrir en abril. El tamaño de la camada es bastante grande, puesto que nacen entre 20 y hasta 30 crías, que se arrastran lentamente hasta la bolsa de la madre y luchan por alimentarse de uno de los cuatro pezones que ella tiene. Cinco meses después, las crías salen del marsupio y se instalan en un sitio acondicionado con vegetación, del que un mes más tarde saldrán después de ser destetados.

 

El demonio de Tasmania es una especie que está en peligro de extinción. En la naturaleza, los zorros y las águilas atacan a los demonios de Tasmania para alimentarse de ellos, pero su amenaza más peligrosa es el ser humano, que desde siglos pasados les dio caza en un intento de defender el ganado de las fauces de estos carnívoros.  En Tasmania, esta especie está protegida y gracias a ello las poblaciones son estables, lo que no significa que estén fuera de peligro.

Vochomania

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *