El camello, 13 datos increíbles que no conocías de este sorprendente habitante del desierto

0
camello

Domesticados miles de años atrás por comerciantes de incienso, que entrenaron a los camellos para hacer los arduos viajes del sur de Arabia hacia las regiones más al norte de Oriente Medio, el camello se iba convirtiendo para los habitantes del desierto en el primer medio de transporte y proveedor de sombra, leche, carne, lana y refugios.

En actualidad, los camellos son valorados más como animales de pura sangre para carreras y como la imagen sentimental del pasado, que como un animal de carga y transporte.

Sin embargo, en muchas partes de África y Asia hoy en día, aún tiran del arado, mueven molinos de aguas y transportan personas y mercancías a través de rutas del desierto impracticables para vehículos de ruedas.

Para apreciar la contribución única del camello a las personas y la historia de los desiertos, he aquí algunos datos asombrosos acerca de ellos.

animales del desierto

Trece datos increíbles que no conocías del camello

1.- Los camellos tienen la reputación de ser criaturas malhumoradas y obstinadas que escupen y dan patadas. La realidad es que casi siempre están de buen humor y tranquilos.

2.- El rugir y el ruido que hacen cuando son cargados y cuando han de levantarse es como el gruñir y respirar fuerte de un levantador de pesos en acción, y no un signo de descontento cuando tienen que trabajar.

3.- Los camellos transpiran muy poco. Mientras que los humanos empiezan a sudar cuando la temperatura exterior es superior a la temperatura normal del cuerpo de 37º C, los camellos pueden llegar hasta una temperatura seis grados por encima de su nivel óptimo, antes de empezar a transpirar, de esta forma evitan la pérdida innecesaria de agua.

4.- Las orejas de un camello son pequeñas y están forradas con pelos para filtrar la arena y polvo que podrían introducirse al interior del oído.

animales del desierto
Los camellos tienen pies anchos, planos, la planta como cuero y con dos dedos en cada pie.

5.- Los ojos de un camello son grandes, con una expresión suave y comprensiva. Están protegidos con una doble fila de rizadas pestañas que también ayudan a evitar la entrada de arena y polvo, mientras que sus gruesas y pobladas cejas protegen los ojos del sol del Sahara.

6.- Los camellos tienen pies anchos, planos, la planta como cuero y con dos dedos en cada pie. Cuando un camello pone su pie en el suelo, la planta se ensancha evitando así que el pie se hunda en la arena y además la piel gruesa en las plantas le protege de la abrasadora arena del desierto.

7.- Cuando camina, el camello mueve ambos pies de un mismo lado de su cuerpo, después los dos del otro lado. Este modo de andar sugiere el movimiento de un barco, de allí su apodo ‘barco del desierto’.

8.- Un camello aguanta de 5 a 7 días con poca comida y agua o sin ella, y puede perder un cuarto de su peso sin alterar el normal funcionamiento.

camello

9.- Algo que los caracteriza son sus inmensos labios, amplios y curtidos, que les permiten lidiar con las espinas de casi cualquier planta del desierto, o sea que puede comer casi cualquier cosa.

10.- El sistema digestivo de un camello lo ayuda a exprimir al máximo todo lo que pueda de las comidas cuando estas sean escasas. Esto lo hace digiriendo varias veces la comida en las tres cámaras que tiene su estómago. Y también están preparados a absorber al máximo la humedad de las plantas que comen, de esta forma sacian su sed.

11.- Luego todo eso que comen, lo almacenan en forma de grasa en su joroba. Puede acumular hasta 36 kilos de grasas sobre sus lomos.  Después, a medida que el camello va consumiendo esas grasas, si es que no consigue alimentos, la joroba se va achicando.

12.- Un camello puede llegar a tomar hasta 75 litros de agua de una vez, sin contar que va a comerse todo lo que tenga al alcance sin parar.

13.- Todos los camellos mudan su pelaje en primavera y tienen un nuevo abrigo crecido en otoño. El pelo de camello produce excelentes tejidos para la confección de prendas de vestir, las tradicionales alfombras beduinas, tela para zapatos, brochas para artistas, cuerdas y tiendas de campaña. Un camello puede desprenderse de unos 2.5 Kg. de pelos en cada muda.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *