Albatros, la increíble ave que puede dar la vuelta al mundo ¡en dos meses!

0

Divisar un albatros en el aire resulta una experiencia espectacular. Estos gigantes con plumas tienen la mayor envergadura de alas de todas las aves. De punta a punta, puede llegar a medir ¡hasta 3.5 metros!

Existen al menos dos docenas de especies, de las que el albatros errante es la más grande. Estas aves usan su formidable envergadura para surcar los vientos oceánicos, y en ocasiones planean durante horas ininterrumpidamente sin necesidad de batir las alas una sola vez. También pueden flotar sobre la superficie del mar, aunque en esta posición son vulnerables a los depredadores acuáticos.

Una de sus características más sorprendentes es que pueden beber agua salada, al igual que otras aves marinas, sin que ésta les haga daño.

Los albatros hacen su vida en el aire

albatros aves costumbres alimentacion habitos informacion

Se ha documentado que estas longevas aves pueden llegar hasta los 50 años de edad. Además, son unas campeonas del aire. Rara vez se les ve en tierra, y de hecho solo aterrizan en la costa para formar nido y empollar. Es en ese momento cuando se forman grandes colonias en islas remotas, donde les gusta hacer su nido.

Cada pareja tiene un único huevo, y se turnan para cuidarlo. Los albatros jóvenes aprenden a volar cuando tienen entre tres y diez meses de vida, según la especie, y después dejan atrás la tierra durante cinco o diez años.

Los albatros se alimentan principalmente de calamares y bancos de peces. Incluso, en ocasiones, siguen a los barcos con la esperanza de comer desechos o sobras.

Conoce a los albatros, los campeones en el arte de volar

Pueden dar la vuelta al mundo en dos meses

Mediante satélites se ha descubierto, por ejemplo, que algunos albatros pueden dar la vuelta al mundo en menos de dos meses. Esto es posible porque las enormes alas del albatros errante necesitan muy poca energía muscular para mantenerse extendidas debido al “bloqueo de hombro”, un tendón especial que las mantiene en su sitio.

A diferencia de las aves rapaces, el albatros no usa las corrientes térmicas para planear, sino el empuje del viento generado por las olas del mar. Por esa razón, la parte más enérgica del vuelo del albatros es el despegue: es la única ocasión en la que necesita batir las alas con fuerza. Una vez en el aire, el joven albatros errante ya no aterriza de nuevo hasta que está listo para criar: algo que puede suceder 10 años más tarde.

¿Cómo es esto posible? ¿Cuándo duermen? ¿Cuándo comen? Los albatros duermen mientras vuelan, gracias a que las dos mitades del cerebro funcionan de manera independiente. Por eso no es extraño que un albatros recorra 1,500 kilómetros solo para traerle un bocado a su cría. Para estos viajes tan largos, descomponen la comida en un aceite concentrado rico en proteínas que almacenan en el estómago. Cuando llegan con la cría, simplemente regurgitan el alimento.

Las Fresas Fresas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *