Cerdo, algunos datos curiosos que no conocías de este simpático animalito

0

En Florida, un individuo que se dedicaba al cultivo de estupefacientes enseñó a su cerdo a cuidar su sembradío de mariguana y el animalito mordió ferozmente a dos ayudantes del sheriff antes de ser dominado. 

Por otro lado, en los Manantiales Aquarena en San Marcos, Texas, hay un puerco que se echa espectaculares clavados al agua.

En la región de Perigord, Francia, donde crecen las mejores trufas negras, ese hongo que crece bajo tierra, los granjeros usan marranas como buscadoras, debido a su buen olfato, muy desarrollado. Se dice que las porcinas pueden detectar las trufas que crecen en el subsuelo, a una profundidad que puede ir desde 60 centímetros hasta metro y medio y a distancias de cuatro a seis metros.

Esto se debe a que la trompa cartilaginosa de los puercos está cubierta de pequeños poros y unos pelos casi invisibles que capturan el aroma.

¿Realmente los puercos san tan inteligentes?

En muchas partes del mundo, existen personas que tienen cerdos como mascotas, pero el problema es que crecen demasiado, además de que pueden llegar a pesar de 300 a 400 kilos. El puerco más pesado que se conoció fue un ejemplar de Carolina del Sur, EE. UU., que llegó a pesar ¡1,950 kilos! Casi lo que pesa un auto subcompacto.

¿Cuál es el origen de los puercos? 

Los antepasados de los marranos aparecieron en la Tierra hace 36 millones de años, lo que los convierte en una especie más vieja que el hombre. Los ejemplares de América fueron traídos por los europeos después del descubrimiento de nuestro continente. Sin embargo, en México existía el pizotl o pecarí que los españoles llamaron jabalí. Estos pecaríes y los hipopótamos son las dos especies más relacionadas con los puercos que todos conocemos.

Se dice que Cristóbal Colón dejó ocho puercos en Haití, los cuales escaparon y se hicieron salvajes. Lo mismo pasó en toda América. Esos puercos, con el paso del tiempo, tomaron el aspecto de sus antepasados de Europa, los jabalíes. Se les aplanó la cabeza, sus patas se llenaron de gruesos pelos, sus dientes se hicieron más afilados, pero no adquirieron el tamaño de los jabalíes.

Otro dato curioso es que en los ranchos de Texas y el norte de México, donde abundan las serpientes de cascabel que matan al ganado, los granjeros suelen tener un par de cerdos sueltos entre las reses, porque a ellos les encantan las serpientes y las devoran con gusto. Además, son inmunes al veneno de las sierpes, porque su gruesa capa de grasa impide que el veneno llegue a la sangre.

cerdo costumbres alimentacion informacion

 

¿Come o no come como un cerdo?

“Come como un cerdo”, se dice como un insulto. Sin embargo, no tiene una base bien fundamentada, porque los puercos nunca comen de más, aunque eso sí, lo hacen más seguido. Caballos, perros e incluso el hombre muchas veces comen más de lo necesario, pero los puercos nunca. Ellos mastican la comida, la saborean y aspiran su aroma. La comida para un puerco es el cielo.

Además, no son animales sucios, como la gente regularmente lo cree. Tienen glándulas de sudor muy pequeñas, por eso necesitan bañarse con frecuencia; cuando no encuentran agua, se revuelcan en el lodo. De hecho, el lodo los refresca. Se sabe que los cerdos prefieren el agua limpia al lodo.

Un último dato curioso es que los puercos son muy activos sexualmente, se sabe de un macho que realizó la cópula 25 veces en 24 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *