Tips para que tu perro socialice de la manera correcta

0

¿Cuándo debe comenzar a socializar mi perro? Esa es la pregunta que muchos nos hacemos, por eso te compartimos un par de Tips para que tu perro socialice de la manera correcta

Lo mejor es comenzar el proceso de socialización de tu perro a una edad temprana. Esto es entre la tercera y doceava semana de edad. Durante esas semanas, están genéticamente programados para adquirir nuevas experiencias porque están ávidos de conocer nuevos sonidos, olores, sabores y texturas, mientras aún siguen bajo la protección de la madre.

Después de esta edad, se van cerrando a nuevas experiencias, otra característica genética que los mantiene seguros cuando encuentren una situación potencialmente peligrosa y no está la madre para cuidarlos.

Tips para que tu perro socialice de la manera correcta

Esto es lo que NO debes hacer cuando tu perro comience a socializar

1. No expongas a tu perro a una experiencia negativa. Cada encuentro negativo puede dañar su capacidad de ser buen ciudadano perruno en el futuro. Un perro que se pelea en el parque aprende a temer a otros perros y se puede volver agresivo.

2. Cuando sea tiempo de juegos, no toleres conductas agresivas hacia los humanos. Aunque los juegos de peleas son parte de la manera en que aprenden habilidades que necesitan para protegerse y cazar, estos deben reservarse a juguetes y otros perros de similar edad. Si intenta jugar bruscamente, dile un fuerte «no», pero sin gritar ni lastimarlo, ya que esto solo le ocasionará desconfianza.

3. Los perros deben acostumbrarse a ser manipulados por humanos. Con solo tomar 15 minutos varias veces al día y rascarles la cabecita, sobarle las patas y el estómago es suficiente. Si reacciona de forma favorable, continúa haciéndolo. Háblale con una voz en tono suave y bajo para que aprenda que contigo está en una zona segura.

Tips para que tu perro socialice de la manera correcta

4. Conforme tu mascota se siente más a gusto, intenta cosas como tocar las almohadillas de sus patas, lo cual le favorecerá en sus visitas con el veterinario y en la estética.

5. Es recomendado realizar estas actividades en cualquier lugar donde tu mascota pase mucho tiempo; así se acostumbrará a los diferentes olores, texturas y sonidos.

6. Cuando le presentes tu mascota a extraños (lo cual deberías hacer solamente cuando te tenga confianza a ti), que no se sienta forzada. Hazle saber a tu invitado las “reglas” de socialización, como hablarle suavemente y terminar el proceso de socialización en cuanto se detecte una conducta agresiva. Sé muy cuidadoso y no permitas que los niños pequeños los agarren bruscamente. Es correcto dejar que la gente se aproxime a tu perro siempre y cuando se sienta a gusto y tranquilo, pero termina la sesión en cuanto veas que el perro está incómodo. Si empieza a hacer sonidos más fuertes o más débiles de lo normal, es señal de parar. Probablemente se ha asustado.

 

7. Para socializar a tu perro con otros animales, primero preséntale el olor o esencia del otro animal. Dale una toalla, sábana o cualquier otra cosa en la que el animalito haya dormido o jugado.

8. No permitas que dos perros coman del mismo tazón. Procura tener uno para cada uno.

9. Los perros se olfatean entre ellos para obtener más información acerca del otro animal. Sin embargo, no asumas que si están moviendo la cola están felices. Pon atención a otras señales y confía en tus instintos. Si es necesario, comienza presentándolos desde dos habitaciones separadas.

10. Ten especial cuidado con los perros grandes. Los perros de talla grande están en más peligro cuando son expuestos con los gatos. Los gatos son usualmente más rápidos y los perros no están acostumbrados al “pega y corre” como parte de una pelea. Un buen arañazo a la cara del perro puede dejar una seria marca y dañar sus ojos gravemente. Ten cuidado con los gatos y los perros pequeños (como terriers), ya que los gatos los pueden considerar sus presas.

11. Ten mucho cuidado cuando estés socializando a tu perro en presencia de niños. Podrías pensar que es una buena idea llevar a tu perro al parque y dejar que los niños se acerquen y jueguen con él; sin embargo, esta no es tan buena. Aunque parezca que está todo bien porque no se quejan ni muerden, pueden estar pensando, “ayúdame, solo soy un pequeño cachorro y estos niños me van a lastimar”. Asegúrate que los niños sigan las reglas y trata de mantener uno o dos niños a la vez cerca de tu mascota. No te confíes en que son sólo niños, pueden jugar demasiado brusco y tu mascota puede reaccionar de una manera no favorable.

Las Fresas Fresas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *