Morsa, el único animal que frota su bigote ¡Para excitarse sexualmente!

0
Morsa

Al igual que el elefante, la morsa es uno de los animales cuya existencia está en peligro, debido al marfil de sus colmillos. Los mismos colmillos que las morsas utilizan como herramientas para arar el fondo marino en busca de moluscos que les sirvan de alimento.

También funcionan –eventualmente– como poderosas armas de combate y en algunas ocasiones como armas para cazar a sus presas favoritas: las focas pequeñas.

Por otro lado, las morsas utilizan sus poderosos colmillos para ayudarse a caminar, ya que sus cortas y torpes aletas no les son de gran utilidad.

La última finalidad del durísimo marfil de estos animales es la de abrir con ellos respiraderos en los bloques de hielo.

morsa costumbres habitat alimentación información

Las hembras de morsa tienen una sola cría cada dos años

Además de sus colmillos, las morsas poseen otras cualidades singulares. Por ejemplo, son animales muy glotones; se sabe de casos de morsas que han ingerido ¡hasta 35 kilos de almejas con todo y concha de una sola vez!

Como es fácil deducir, las morsas son animales extremadamente voluminosos. Los machos llegan a medir hasta cuatro metros de largo y pesar una tonelada, mientras que las hembras pueden medir lo mismo y pesar más que los machos.

Los pelos faciales o “bigotes” que las morsas poseen tienen una extraordinaria dureza, pero asimismo constituyen el punto de mayor sensibilidad de estos animales.

morsa costumbres habitat alimentación información

Se sabe que los machos y las hembras se frotan los bigotes para excitarse sexualmente. Otro punto digno de mencionar es la increíble resistencia al frío de estos mamíferos, ya que pueden dormir plácidamente en aguas a punto de congelación.

Las hembras solo paren una vez cada dos años. La gestación dura más de doce meses y los partos tienen lugar sobre témpanos de hielo. Además, es tan alto el grado de desarrollo de las crías, que a los diez o doce días de nacidas ya pueden acompañar a sus madres en las excursiones bajo el mar, aunque regularmente lo hacen agarradas de su dorso.

El rasgo más increíble de los bebés morsa es que su periodo de lactancia dura dos años y permanecen al lado de su madre hasta que cumplen 4 o 5.

Te puede interesar: La jirafa, datos curiosos que no conocías del animal más alto del mundo

Cinefans

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *