Onagadori, los increíbles gallos japoneses de cola larga

0
Onagadori gallos de cola larga crianza alimentación cuidados

El gallo cola-larga u Onagadori, como se les conoce en el país del sol naciente, es una bella ave, evolucionada de los pollos domésticos comunes. Son usualmente de color blanquinegro, rojinegros o todos blancos.

Los japoneses los llaman Onagadori, O, significa color; Naga, larga, y Dori, pollos. De esta raza, solo los gallos tienen la cola larga, las gallinas no.

Uno de los criadores más conocidos de estas aves, Masashi Kubota, durante muchos años se ha dedicado a preservar las tres principales variedades de gallos cola-larga, el blanquinegro Shirafuji, el rojinegro Akazasa Onaga, y el totalmente blanco Shiro Onaga.

Kubota, en su centro Onagadori, exhibe sus valiosas aves: “No hay secreto para criar los gallos cola-alarga”, dice y añade. “Uno debe buscar aves de disposición calmada, debe mantenerlas en buena salud, y entrenarlas para que soporten el confinamiento en sus jaulas”.

Onagadori gallos de cola larga crianza alimentación cuidados

Así es la crianza de los gallos Onagadori

Kubata guarda sus gallos en perchas dentro de cajas altas y angostas, con su cola enrollada y suspendida por un cordón de un gancho que está detrás.

Excepto cuando son ejercitadas o exhibidas, los Onagadori o gallos cola-larga son guardados en esos cajones para proteger los metros y metros de plumas de su cola. Si un gallo se enferma y cae de u percha, las plumas de su cola pueden romperse.

En unos gallineros adyacentes, gallos de esta raza, pero con la cola recortada, gozan de más libertad. Estos gallos seleccionados para reproducirse son esencialmente aquellos que no se acostumbran a estar confinados en esos cajones con perchas.

Onagadori gallos de cola larga crianza alimentación cuidados

Kubota saca sus gallos de cola larga para ejercitarlos en un campo detrás de su casa, mientras carga su cola de más de 10 metros para protegerla de las piedras del camino, que pueden romper las plumas.

Los huevos que producen las aves de esta raza son más pequeños que los de las gallinas comunes y más difíciles de empollar.

Así como sucede con otras especies, existen diferentes grados de calidad en los Onagadori, perteneciendo al nivel superior aquellos cuyo 60 o 70% de las plumas de la cola no muda.

El peso promedio del gallo es de 2 a 2.5 Kg. y el de la gallina, 1.5 a 2 Kg.

Onagadori gallos de cola larga crianza alimentación cuidados

Una historia que comenzó cuatro siglos atrás

La historia de los Onagadori empezó hace cuatro siglos, cuando los señores feudales del Japón hacían procesiones cada dos años a Edo, llevando lanzas decoradas con plumas de gallos. El Shogun (príncipe) ordenó a los señores feudales que apartaran los gallos con plumas más largas en la cola, para cruzarlos y obtener aves con estas apreciadas características.

Yamanouchi, en ese entonces segundo barón de la provincia de Tosa (actual prefectura de Kōchi), exigió como tributo que le llevaran las plumas más largas de la cola de los gallos para cubrir las lanzas ceremoniales de su corte.

El desarrollo de estos gallos de cola larga se debe a Riumon Takechim, que vivió en 1658, en los dominios del señor Yamanouchi.

Actualmente, gracias a la cría selectiva de estos gallos, las plumas de los Onagadori llegan a medir hasta 10 metros y nunca se caen, además nunca muda y siempre están creciendo.

Al acabarse el feudalismo en el siglo XIX, la demanda por las plumas largas cesó, pero los aficionados a esos gallos continuaron criándolos y en 1924, el gobierno japonés protegió a los Onagadori al declararlos “Objetos Naturales Conmemorativos”.

Te puede interesar: Pingüinos, algunos datos que no conocías de esta increíble especie

Bendita Comida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *