La morena, 13 datos insólitos que no conocías de este habitante de las profundidades

0
Morena animal datos curiosos

Dueña de un aspecto intimidante y un gran apetito, la morena conforma una numerosa familia de peces con forma de serpiente que pueden encontrarse en los mares tropicales y subtropicales de todo el mundo. Aquí te platicamos algunas datos curiosos que probablemente no conocías de este habitante de las profundidades marinas.

1.- Las morenas carecen de escamas, teniendo una piel lisa y resbaladiza.

2.- Muchas morenas tienen mandíbulas muy flexibles que les permiten tragar presas más grandes que su propia cabeza.

3.- Poseen células especializadas que les permiten detectar campos eléctricos, facilitando la caza incluso en aguas turbias.

4.- Además de las branquias, las morenas también pueden absorber oxígeno a través de su piel.

Morena animal datos curiosos

5.- Algunas especies tienen la capacidad de mimetizarse con su entorno, adoptando colores y patrones que las hacen casi invisibles.

6.- Son conocidas por salir de sus escondites durante la noche para cazar, siendo más activas en la oscuridad.

7.- Sus dientes afilados y desordenados varían según la especie, adaptándose a sus hábitos alimenticios específicos.

8.- Algunas morenas pueden vivir hasta 30 años en cautiverio.

9.- Las morenas pueden variar enormemente en tamaño, desde unas pocas pulgadas hasta más de 3 metros  de longitud.

10.- Se ha observado que algunas morenas son inmunes al veneno de ciertos animales marinos, como los cnidarios.

Morena animal datos curiosos

Datos curiosos que no conocías de la morena, un enigmático habitante de las profundidades

11.- A menudo son solitarias y territoriales, defendiendo agresivamente su espacio vital.

12.- Algunas especies de morenas tienen la capacidad de cambiar de sexo durante su vida, adaptándose a las necesidades de reproducción del grupo.

13.- La mordedura de la morena es dolorosa, ya que sus dientes tienen un alto poder de penetración

Podemos estar tranquilos cuando buceamos con ellas, pues no son peces agresivos ni peligrosos, y generalmente sólo atacan cuando se ven acosados. Al contrario de lo que dice la creencia popular, la mordedura de la morena no es venenosa, aunque dada la presencia de numerosas bacterias en su boca, tiende a infectarse.

También te puede interesar: Orca, todo lo que debes saber de la fascinante «ballena asesina»

Bendita Comida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *