Abeja melipona, una especie endémica de México, venerada por los antiguos mayas

0
abeja melipona maní yucatán miel

¿Conocías el lugar al sureste de México donde puedes convivir con cientos de abejas sin riesgo alguno? Nos referimos al Pueblo Mágico de Maní, en Yucatán, donde las abejas no solo son parte de la vida diaria, sino que son parte del su legado histórico. Se llama abeja melipona, también conocida como «Xunaaán Kab«, una frase maya que significa señora o dama de la miel.

La próxima vez que viajes a Yucatán, date un tiempo para visitar Maní, donde podrás disfrutar del «Museo Vivo de la Abeja Melipona», que cuenta con 12 paneles informativos sobre el mundo de las abejas y su entorno. Estos paneles están distribuidos a lo largo de un recorrido guiado dentro de un solar maya. Durante esta visita, podrás explorar la historia de las abejas, dividida en cuatro temas principales: la tierra, las plantas, las abejas y los seres humanos.

abeja melipona maní yucatán miel
Colmena de la melipona construida dentro de un tronco de madera

La importancia de la abeja melipona para los habitantes de Maní

Además, al pasar por Maní, no puedes dejar de visitar el Meliponario U Naaji Yuum K’iin. Allí podrás aprender sobre el proceso de producción de la miel y sus derivados, como jabones y dulces. También tendrás la oportunidad de degustar miel directamente de la colmena y conocer cinco de las 17 especies de abejas nativas que habitan en Yucatán.

En la actualidad, la investigación sobre la miel de la abeja melipona sigue siendo una actividad crucial dado que se han descubierto propiedades medicinales y nutricionales en este producto tan apreciado por la comunidad local.

Abeja melipona, una especie endémica de México y venerada por los antiguos mayas
Museo Vivo de la abeja melipona en Maní, Yucatán.

En esta región del Mundo Maya, se llevan a cabo prácticas rituales como el «U Jaanli kab» (la alimentación de las abejas) y el «U jeets luumil kab» (la búsqueda de condiciones óptimas para la producción de miel) con el fin de favorecer el clima para garantizar una floración abundante, asegurando así una próxima cosecha exitosa de miel, que solo se puede realizar dos veces al año.

Sobre el tema es importante anotar que, para los habitantes de Maní, la miel de la abeja sagrada maya es extremadamente valiosa, ya que solo pueden obtener 1.5 litros de miel al año por cada «hobón» (colmena de la melipona construida dentro de un tronco de madera). De ahí que los habitantes de Maní se esfuercen tanto en preservar y cuidar a la abeja melipona.

Te puede interesar: Saltarín del fango, el único pez ¡Que puede trepar por los árboles!

Cinefans

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *